YO SOY ASÍ Y ASÍ SEGUIRÉ

La verdadera vida se vive cuando se producen pequeños cambios.

La verdadera vida se vive cuando se producen pequeños cambios.

Muchas veces, al hablar con una persona lo primero que nos dice es: Yo soy así! Además, suele añadir: Y a quién no le guste, que se aguante!

Lo que pasa es que, al mismo tiempo que esta persona te está diciendo esta frase, está frenándose a sí misma para avanzar o evolucionar en la vida. Pues la vida es cambio y movimiento constante. Es una danza en la que, para progresar, debes dejarte llevar. Ya que, cuanto más te resistas a ella, más obstáculos tendrás que afrontar, y más sufrirás.

En realidad, según las leyes de la Naturaleza, aquellos que sobreviven son los que mejor se adaptan a los cambios.

El Yoga, así como otros tipos de meditación y/o práctica de desarrollo personal te ayuda a ir abriendo la mente. Poco a poco, te vas planteando si la verdad que te expone esta sociedad desnaturalizada casi casi por completo, es la “auténtica verdad”. Y, es que, la “verdad verdadera” de cada cual, existe en tu interior. Lo malo es que, a veces nos creemos tanto los “anuncios” y las opiniones de otros, que acabamos pensando que eso es lo mejor para nosotros.

Ha habido muchos personajes que nos han hablado de que el cambio es constante para evolucionar. Lo malo es que, a veces, estos cambios nos aterran. Lo “desconocido” no nos es agradable. Por ello, muchas veces no avanzamos, pues los riesgos a tomar y según que decisiones no son siempre fáciles. Lo más cómodo o fácil, es seguir haciendo lo de siempre, por ello, muchas veces nos estancamos en “nuestra zona de confort”, creyendo que es lo mejor para nosotros, porque siempre sabremos “qué viene después de…”.

Encontré una frase en internet que decía: Nos asusta lo desconocido, por eso tenemos tanto miedo de nosotros mismos. En esta frase hay un gran contenido. Todavía hoy, se desconocen muchas cosas del cerebro y del potencial humano; ya que simplemente trabajamos con una parte muy pequeña. En muchas ocasiones, no conocemos capacidades propias hasta que la vida nos pone ante una situación límite. Lo malo, es que muchas veces, sólo reaccionamos cuando esto ocurre, pues trabajar nuestro potencial cada día  es muy cansado o requiere mucha disciplina o fuerza de voluntad.

También está la famosa frase de Bruce Lee, en la que decía Be water my friend. Aquí lo que nos está diciendo, es que sepas adaptarte a los cambios. ¿Por qué? Siendo agua…

  • Puedes ser dulce, si estás en un río.
  • Puedes ser salada, si estás en el mar.
  • Puedes estar caliente o fría, según en que puntos del planeta te encuentres.
  • Puedes tomar muchas formas, dependiendo de tu recipiente o estado.
  • Puedes evaporarte, para estar en las nubes.
  • Puedes condensarte en forma de lluvia.
  • Incluso, puedes convertirte en hielo o en un bonito muñeco de nieve.
  • También, puedes ser tratada y embotellada para hidratar a una persona…

Es por ello, por lo que si sabes adaptarte a las situaciones que te trae la vida de una manera abierta y positiva, irás en la buena dirección (o cauce, si eres agua) para conseguir el premio de esta vida: SER FELIZ!!!!!!!!

 

2 comentarios

  • Depende de la luz, el agua la puedes ver de distinto color. Lo importante es disfrutar del color del agua con la luz que le llega, jajaaj.
    Gracias por ser tan constante con el blog.
    Un abrazo

    • La luz también es muy importante para darle diferentes tonalidades al agua y a la vida!
      Claro que sí!!
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo lleno de luz 🙂

Deja un comentario