YIN YOGA

La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable

La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable

Yin Yoga… Una modalidad de práctica que va obteniendo más popularidad.

¿Qué es? Pues, es una práctica de Yoga ásana en la que se aguantan las posturas entre 3-5 minutos alumnos principiantes, incluso algo más los avanzados. Además, en algunas posturas, te ayudas de soportes (bloques, mantas…), para poder experimentar nuevas sensaciones o perspectivas de la postura.

Es una práctica, aparentemente, muy estática, pues dicen que las asanas se realizan de manera pasiva. Sin embargo, es una práctica muy intensa (el aguantar un tiempo prolongado en una postura, que no sea la de estar sentada enfrente del ordenador, hoy en día es todo un reto!). De hecho, cuanto más se aguanta en la postura, mayores son sus beneficios. Además, se trabaja de una manera más consciente y profunda (a nivel físico y mental): tejido conectivo, ligamentos, articulaciones, sensaciones…

Se dice que el Yin Yoga es un estilo de Hatha Yoga en el que se aguantan más las posturas. Pero, en realidad, en la práctica más antigua de Hatha Yoga ya se aguantaban varios minutos en las asanas. Una vez leí una historia en la que un alumno le preguntaba a su maestro que cuanto tiempo debía aguantar en el asana para dominarla, a lo que el otro le respondió que a partir de unas ocho horas!

Hay muchos beneficios en la práctica de Yin Yoga. Uno de los más significativos es que no hay riesgo de lesión.

A pesar de lo bueno que sería practicar el Yin Yoga para todo el mundo, no todas las personas lo resisten. Pues, mucha gente lo verá como una práctica en la que “no haces nada”, se infravalora porque no es una clase muy dinámica o en la que sudes mucho. Y es que, en realidad, a la gente lo que más le cuesta, en la mayoría de casos, es “parar”! Pues en el momento que paras es cuando ves en realidad como está tu cuerpo y tu vida. Y, cuando salen a flotes muchas cosas: pensamientos y sensaciones que nos incomodan o disgustan.

En realidad, el Yin Yoga es para personas fuertes!

¿A qué esperas para probarlo? 

 

 

Deja un comentario