Shanti, Shanti, Shanti – Paz, Paz, Paz

La persona que no está en paz consigo misma, será una persona en guerra con el mundo entero.

La persona que no está en paz consigo misma, será una persona en guerra con el mundo entero.

En estos días, de caos, atentados y de guerras con armas y palabras… Me dan ganas de hacer con el mundo lo mismo que con el lienzo sobre el que estás dibujando y lo fastidias tanto que no ves solución alguna: Haces un rallajo encima, rasgas el lienzo y lo tiras a la basura para empezar con uno nuevo…

La mala noticia es que no hay otro lienzo y tenemos que continuar con el que tenemos…

A pesar de los avances de la ciencia y todos los descubrimientos, en lugar de evolucionar, el ser humano ha involucionado en muchos aspectos. Si observas por un instante a la gente cuando vas por la calle, verás que vamos caminando como zombis robotizados guiados por nuestro teléfono móvil o nuestra tablet. Ni siquiera nos miramos a la cara! Hay una pérdida general de sentido común, modales, tolerancia, respeto, atención…

Hemos perdido nuestra esencia, el escucharnos, el tomarnos un momento para ver cómo estamos. Preferimos dejarnos llevar por este tsunami que te arrastra por la vida, sin apenas disfrutar de lo bueno que tenemos (el mar, el cielo estrellado, la montaña, el descansar, el poder sentarte a la mesa para comer, etc.).

Siempre vemos de lejos todo lo que pasa en el mundo, a través de las noticias, y tenemos la solución para todo ello. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no sabemos ni qué hacer con nuestra propia vida!!!!!!!

El primer paso del camino a un mundo de paz, no es irte de voluntario a la otra punta del mundo (totalmente respetable, esta opción), si no empezar por lo que tienes en tu entorno. Aportar tu granito de arena, por insignificante que te parezca. Saludar, sonreír o ayudar a tu vecino, aunque sea de diferente ideología política o de otro equipo de fútbol; solucionar tus problemas internos (poniendo orden a tu vida, escuchándote y respetándote, en lugar de actuar de forma contraria a tu corazón); etc.

Si todos diéramos estos pequeños pasos, el mundo sería un lugar mejor donde vivir.

Debemos empezar a tomar consciencia de ello. Todos estamos aquí por algo y para algo.

Empieza ahora mismo!!!!!!!!!

A veces pensamos que lo que hacemos es una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota! Madre Teresa de Calcuta.

 

 

Deja un comentario