Mantras para meditar

Malapicture

Un mala se compone de 108 cuentas

Un mantra es una energía o vibración sutil con grandes poderes, utilizado para varios propósitos, entre los cuales destaca el despertar de la Conciencia.

Todo nace de la vibración. La vibración es el movimiento interno de cada ser o cuerpo. Asimismo, el movimiento es vida. Si el movimiento es vida, y la vibración es movimiento, podríamos equiparar vibración a energía vital. De ahí la importancia que tiene el trabajar con la vibración, a través de los mantras.

El Om es el Mantra más importante de todos, puesto que es la vibración desde la cual se originó el universo.
La correcta repetición de mantras hace enraizarnos con el momento presente. Hace que podamos afinar la atención, para que podamos llegar a la meditación. Su práctica nos llena de dicha, buena salud y desarrolla la creativad.
“Man” significa pensar o pensamiento, mientras que “tra” hace referencia a liberar o proteger. Por ello, la traducción de la palabra Mantra podría ser: “pensamiento liberador” o “protector”. El Mantra nos “protege”de las constantes fluctuaciones mentales. En la gran mayoría de casos, estas fluctuaciones mentales son causantes del estrés y bloqueos en el flujo de energía, los cuales, incluso, pueden dar lugar a muchas enfermedades.

  • Yoga Mantra o Japa

La meditación es una herramienta de introspección y para conocerse a uno mismo. Este “conocerse a sí mismo” podríamos equipararlo al despertar de la consciencia. Gracias a los mantras podemos llegar al estado de meditación.

El estudio y la práctica del mantra recibe el nombre de Japa o Mantra Yoga.

Para progresar en la meditación con el Mantra nos podemos utilizar el Mala, que es una especie de rosario formado por 108 cuentas. Éste nos hace mantener la atención, actuando como foco para la energía física, así como una ayuda para la recitación continua y rítmica.
En una clase Hatha Yoga, por ejemplo, lo más típico es iniciarla y acabarla con 3 Oms.

Porque una práctica de yoga es una meditación en movimiento.

  • Pronunciación del Mantra

Se cree que los Mantras son sonidos que han estado siempre latentes en el universo. Éstos se han ido transmitiendo de maestros que fueron iluminados a sus alumnos a lo largo de los años. Es por ello, por lo que se dice que los mantras no pueden confeccionarse a medida de los individuos.
El lenguaje de los Mantras es el sánscrito. Se dice que el sánscrito es una lengua sagrada, y su sonido es el que más se acerca a la vibración originaria.
Se recomienda, ara la recitación de un Mantra una perfecta vocalización, debido a la potencia de sus efectos.

  • Tipos de Mantras

Mantras Biya o Mantras Semilla. Suelen ser letras o sílabas. Y, a pesar de no tener significado, son los más importantes. Éstos actúan directamente sobre los Nadis (canales de energía o, literalmente, canales de sonido). Un ejemplo de Mantra Biya sería el “Mantra Purusha”, que son las 50 letras del abecedario sánscrito.
Mantras Saguna. Son aquellos que invocan a una deidad en particular. Ejemplo: OM Aim Sarasvatiai Namah = Postraciones ante la Madre Sarasvati.
Mantras Nirguna o Mantras abstractos. Afirman la identificación con la Creación eterna. Ejemplo: SO HAM = Yo Soy.

  • Comentario Personal

El trabajo con los Mantras es tan poderoso como sutil. Requiere aprender de un maestro que tenga un gran conocimiento en el tema, para así poder aplicarlo y utilizarlo de la manera más beneficiosa posible. Personalmente, he descubierto una estupenda herramienta que te puede ayudar a superar muchas angustias que se van acumulando en nuestro interior en el día a día. Fabuloso para poder afrontar los cambios y para el desarrollo personal.
Aunque los más puristas dicen que no se puede confeccionar un mantra para cada individuo, pienso que también podemos realizar un trabajo bastante positivo utilizando diferentes tipos de cantos o frases. No lo llamaríamos Mantras, pero sería una aproximación a la versión occidental. Porque ya se dice que “quién canta su mal espanta”. Y, es que los cantos y los sonidos han sido muy utilizados a lo largo de la historia como grandes liberadores de la mente: en el s.XVII los esclavos africanos en los campos de algodón; los chamanes de varias tribus; la musicoterapia actual, etc.

Deja un comentario