El Hot Yoga

Prepara a tu esterilla para sudar

Prepara a tu esterilla para sudar

En gran parte de la India, la cuna del Yoga, encontramos el clima tropical o subtropical, dónde las temperaturas oscilan entre los 50ºC y los 26ºC.

Fue el famoso Bikram, el que al ir a enseñar en Japón en invierno, empezó a practicar con calefacción. Con este calor, observó que la flexibilidad de los alumnos en las posturas era mucho mayor. Por ello, cuando abrió su primer estudio en San Francisco, en 1972, éste lo llenó de radiadores. Entonces, nació el Bikram Yoga.

El Bikram Yoga tiene una secuencia que consta de 26 posturas, entre las cuales no se encuentra una de las más famosas en el Hatha Yoga, Adho Mukha Svanasana o el perro boca abajo. Además de la calefacción a 40 se le añade una humedad de un 40%, aumentando la sensación de calor.

Hoy en día, hay varias escuelas (sobre todo en el extranjero), las cuales han decidido poner estudios de Hot Yoga, pero sin ser Bikram (que es una franquicia y debe seguir unas mismas normas). En estos estudios, se utiliza el calor durante la sesión, pero se crean otras secuencias, más Hatha o más Vinyasa, dependiendo un poco de cada instructor.

Beneficios del calor:

  • Flexibilidad: Los músculos fríos pueden rasgarse al estirar. El calor que se ofrece en el cuerpo des del momento uno,  hace que se necesite menos calentamiento (Saludos al Sol) y se puede entrar de forma más rápida en la postura.
  • Eliminar toxinas: la función del sudor es enfriar el cuerpo sobrecalentado. Además, elimina suciedad, residuos y contaminación de la piel. La sudoración estimula el metabolismo y el sistema inmune.
  • Concentración y respiración: para la mente es un reto concentrarse en un ambiente tan caluroso. La respiración profunda ayuda a calmar tanto el cuerpo como la mente.
  • Sistema inmunológico: aumentar la temperatura, hace que el cuerpo esté en una situación similar a la fiebre, incrementando la producción de glóbulos blancos, los cuales combaten los virus y las bacterias.
  • Dolores, lesiones y articulaciones: el Yoga ayuda a mejorar la lubricación articular. Siendo mejor un ambiente cálido para las articulaciones.
  • Aumento de la Vitalidad: muchos deportistas de élite escogen el Hot Yoga para mejorar el rendimiento en otras actividades. Unos músculos flexibles tienen mayor amplitud de movimiento y son menos propensos a los desgarros.

¿ Por qué no lo pruebas y lo descubres por ti mismo? En Barcelona, puede descubrirlo en Yogalinda, dónde grandes profesionales te harán sudar la camiseta.

Deja un comentario