El Drishti y el movimiento de tus ojos

Punto de la mirada o Drishti

Trabaja tu Drishti

 

 

 

 

 

 

 

Un elemento importante en tu práctica de yoga, así como en tu vida diaria es hacia dónde llevas o focalizas tu mirada. Éste, en sánscrito, recibe el nombre de Drishti.

Los ojos forman parte del cuerpo, por ello, cuando se realiza la práctica de ásana en yoga (al igual que en la danza, por ejemplo), también es importante hacia dónde diriges tu Drishti. El hecho de focalizar la mirada en un punto concreto, nos ayuda a concentrarnos, a que dejemos de prestar atención al vecino para compararnos con él y a poner más atención a lo que pasa con nuestra respiración y en nuestro interior, entre otras.

Sin embargo, el Drishti se olvida muchas veces, y sólo lo mencionamos en algunas posturas. En las poses de equilibrio, casi siempre suele aconsejarse el mirar un punto fijo delante de nosotros, por ejemplo.

Se dice que hay 9 Drishtis principales en la práctica física de yoga. Éstos, junto algún ejemplo, son:

  • Nasagra o hacia la punta de la nariz. Sería el principal de los 9 o el más utilizado. Lo podemos utilizar en la flexión de pie hacia delante (Uttanasana) o en extensiones como la Rueda (Urdhva Dhanurasana).
  • Angusthamadye o hacia el pulgar. En la primera postura de inhalación del Saludo al Sol A (Urdhva Hastasana).
  • Urdhva Drishti o hacia arriba, un poco en diagonal. En la Silla (Utkatasana).
  • Hastagra o hacia la mano (o dedo corazón de la mano). En el triángulo (Utthita Parsvakonasana).
  • Parsva. Éste cuenta como 2. Ya que es hacia el lado, el derecho o el izquierdo. Utilizado en torsiones.
  • Nabhichakra o hacia el ombligo. En Perro Boca Abajo (Adho Mukha Svanasana).
  • Padayoragra o hacia los dedos gordos de los pies. En la Pinza (Paschimottanasana).
  • Bhrumadhya o al tercer ojo. Es una mirada con los párpados entreabiertos. En la Postura del Pez (Matsyasana). También es utilizada en la postura de meditación.

Además, dentro de tu clase de yoga, puedes hacer ejercicios oculares, pues son realmente buenos para la salud de tus ojos.

Podrías hacer diferentes tipos de movimientos con ellos al ritmo de la respiración. Incluso, una pequeña acción como es el frotar tus manos para luego llevarlas encima de tus ojos, antes de la relajación es muy bueno.

Alguno de los beneficios de trabajar con tus ojos son:

  • Reducir la vista cansada.
  • Que no se resequen tanto tus ojos.
  • Disminuir la retención de líquido en párpados y bolsas.
  • Disminuir la tensión que acumula el ojo a lo largo del día.

Así que, si realmente quieres que tus ojos sean el reflejo de tu alma: Trabaja tu Drishti!

Deja un comentario