Cerrar ciclos… Recoger cosecha!

Para poder seguir, a veces hay que empezar de nuevo

Para poder seguir, a veces hay que empezar de nuevo

El trabajo en el camino del desarrollo personal no es nada fácil. Hay que poner mucho empeño por parte de uno: esfuerzo, ganas, ilusión, energía, amor, entrega… Para más INRI, es un trabajo que al principio es poco agradecido. Cuando empiezas notas pequeños cambios en ti, pero prácticamente nada en todo lo demás. Sin embargo, las pequeñas tuercas de la gran máquina del cambio en el Universo se han empezado a engrasar y a mover lentamente. Has plantado la semilla para poder recoger un sabroso fruto que no tienes ni idea a qué sabrá; lo único que sabes es que será delicioso y auténtico 100%, sin azúcares ni aditivos añadidos!

Cuando alguien decide saltar fuera de su zona de confort y empezar a cambiar cosas es, en la gran mayoría de los casos, porque “ha tocado fondo” en algún aspecto de su vida: fin de una relación; fin de una trayectoria laboral; una decepción personal… Es decir: Por fin ha empezado a escuchar las señales que le enviaba la vida para cambiar la ruta y poder tomar con firmeza el timón del velero que surcará entre las olas y vaivenes de la vida!

Para que todo el Universo conspire a tu favor, debes trabajar duro. Y, una de las cosas que debes hacer es vivir el presente sin temor. HAZ LIMPIEZA A FONDO! Desapégate de áquello que no necesitas y es más un peso en la mochila que algo que te facilita la vida. No debes arrastrar nada que te ancle en el pasado: miedos, sentimientos reprimidos, personas tóxicas que hay que dejar atrás, ropa y objetos viejos (que lo único que hacen es ocupar espacio y acumular ácaros del polvo!). Tampoco te obsesiones por que el futuro salga cómo lo has planificado: Que las cosas no salgan como las hemos planeado, puede ser un tremendo golpe de suerte! Es decir, trabaja duro, pero déjate llevar un poco por la vida. No se acaba el mundo si un día pierdes el autobús, pues quizás en el siguiente encuentres un grata sorpresa!

Otra cosa muy importante es la de cerrar cosas que estaban pendientes para poder avanzar. Es decir, cosas a las que si no les pones un punto y final tampoco te dejarán seguir hacia delante de una manera óptima. Cierras las puertas que están entreabiertas en tu vida. No dejes las cosas a medio hacer. Por ejemplo, si empiezas una carrera tienes dos opciones: acabarla o dejarla para dedicarte a otra cosa. Sé realista con tus posibilidades y el momento de tu vida en el que te encuentras. Eso sí!! Nunca dejes atrás tus sueños!!

Aprende a discriminar (en el buen sentido de la palabra). No digas a todo que sí para complacer a los demás, sé fiel contigo mismo. Si tienes que hacer una cosa que realmente no te gusta o te perjudica: no la hagas!

… Pasa el tiempo, trabajas duro dando lo mejor de tí e intentando añadir los puntos anteriores en cada día que pasa…

… De repente, te levantas una mañana… Y, ves, que ese día que estabas esperando ha llegado!! Después de regar esa planta día tras día, alimentándola con el mejor de los abonos, cariño, luz y dedicación: Has obtenido un maravilloso y jugoso fruto acompañado de una bella flor. Se hizo realidad tu sueño! Llegas al objetivo que te habías marcado!! Lo has conseguido! ¿Qué haces? …

AGRADECE AL UNIVERSO Y A TODO ÁQUEL QUE SE HA INVOLUCRADO EN AYUDARTE Y SIGUE DISFRUTANDO LAS PEQUEÑAS COSAS DE LA VIDA, SIN OLVIDAR LOS HÁBITOS QUE HAS ADQUIRIDO!!

 

 

2 comentarios

Deja un comentario