Saber aceptar lo que la vida te trae…

Tras un período sin escribir… Aquí estamos de nuevo…. Aceptando lo que la vida nos trae…

Una parte muy importante del trabajo del desarrollo personal, está el saber aceptar lo que la vida nos trae de la mejor manera posible. Ojo!! No caigamos en errores! No es un “me conformo” con esto y me tumbo en el sofá. Para nada! Es decir, te puedes tumbar a descansar un poco en el sofá. Pero no tumbarte para quedarte de por vida dándote pena a ti mismo, porque “no puedo hacer nada. He de aceptar lo que me da la vida.”

sigue leyendo

Deshazte del Miedo

El Miedo, ese compañero gorrón que hemos dejado que viaje con nosotros en el recorrido por la vida. Pero debemos deshacernos de él, porque si no, será el único que disfrute de lo que dure el trayecto. Nos educan ya desde pequeños des del miedo, en lugar de hacerlo des del amor. Es por ello, por lo que mucha gente se encuentra con cantidad de inseguridades de su verdadero potencial interno.

sigue leyendo

PILATES: fortalece tu cuerpo

No pidas una carga ligera, pide una espalda fuerte

No pidas una carga ligera, pide una espalda fuerte

Todavía, hoy en día, hay muchas personas que creen que es lo mismo el Pilates que el Yoga. Pues no es así.

Si que es verdad que Joseph Pilates, el creador del método, se nutrió de varias fuentes, siendo una de ellas el Yoga. A pesar de ser dos disciplinas muy beneficiosas para nosotros, son cosas diferentes. Sería como decir que una pera es un plátano, pues no, no lo es.

sigue leyendo

APRENDE A DESCONTROLARTE…

improvisar

Para tener éxito, la planificación sola es insuficiente. Uno debe improvisar también.

Hay muchas personas perfeccionistas o/y muy exigentes, las cuales, queremos tenerlo todo bajo control. Horarios, salidas, trabajo, cosas a hacer en casa, actividades…

Lo malo es que no nos damos cuenta, de que en la mayoría de casos que se quiere tener todo tan bajo control, esto se descontrola más que si hubiéramos “improvisado” o ido sobre la marcha un poco más.

sigue leyendo

ORA ET LABORA

monje escribiendo

Ad pedem litterae

Después de una visita por tierras cistercienses es normal que una escuche repetidas veces la famosa frase “ora et labora“, reza y trabaja.

El ser una persona espiritual, no necesariamente te hace ser una persona religiosa. Sin embargo, hay ciertos patrones o hábitos que están muy relacionados con ambas.

Hay una frase de Vine Deloria, escritor y abogado Sioux que dice: ” La religión es para la gente que teme el ir al infierno. La espiritualidad es para aquellos que ya han estado ahí”.

sigue leyendo

Cada maestrillo tiene su librillo

Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más. Proverbio hindú

Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más. Proverbio hindú

Cada clase de Yoga es única, pues son muchos factores los que crean que ésta se convierta en algo especial.

Sin embargo, cada profesor tiene su estilo, procedencia y saber hacer. En la actualidad, estamos rodeamos de muchas variantes y estilos: Hatha, Vinyasa, Kundalini, Ashtanga, a 40 grados, terapéutico, etc. Convirtiéndose en algo un poco confuso para áquel que quiere iniciarse en el mundo del Yoga.

sigue leyendo

Cuando parece no haber salida

atardecer con mar en calma

Todo llega, todo pasa

Todos nosotros hemos pasado por una situación desagradable y estresante, al menos, una vez en la vida.

En algunos casos, esta situación produce una gran tensión, nerviosismo, insomnio, etc… Que se convierte en una gran sacudida para nuestro organismo e, incluso, para nuestra salud. Nos encontramos en el ojo de la tormenta, haciendo que no podamos pensar ni actuar con claridad, hasta tal punto que creemos no tener salida. Sin embargo, de lo único que no hay salida es de la muerte, y muchos dicen que hay más vidas…

sigue leyendo

Haz lo que hagas lo mejor posible

Sé bueno. Hazlo bien.

Sé bueno. Hazlo bien.

En el campo del Yoga se trabaja mucho el desapego. El no aferrarte a nada ni a nadie; ya que ello acarrea muchos pensamientos y sufrimiento a nuestra mente. Hay que “dejarse llevar” por la vida, aceptando de forma abierta y agradecida todos los cambios, pues éstos suelen ser buenos. El cambio es movimiento. El movimiento es vida.

Sin embargo, no hay que confundir el desapego con la dejadez, la indiferencia o el no implicarse en las cosas o en tu trabajo.

sigue leyendo