ATENTO A PRESTAR ATENCIÓN

cute-lynx-cat-eyes-claws-face_1920x1080

¿Alguna vez, durante tu práctica de Yoga, te has parado realmente a prestar atención a qué está pasando en tí?

Hay mucha gente que lleva años practicando Yoga, sin embargo, nunca se han parado a prestar verdadera atención a lo que está ocurriendo en su interior. No se preocupan por “sentir”. Están más ocupados en la forma o dónde llega su cuerpo, que no en vivir la postura, observando cada parte de su cuerpo.

Cuando estás en una postura, pueden pasar por tu mente muchas cosas: “cómo me estira la parte posterior de las piernas!”; “quiero salir ya de la postura! no aguanto más!”; “no tengo equilibrio”; “cómo me tiembla la pierna”; “qué bien me sale hoy la postura!”; “¿qué cenaré hoy?”; “qué chuli esa canción que oigo fuera”…

Sin embargo, no paramos y observamos lo que está pasando. Por ejemplo, recorres las sensaciones de tu cuerpo, en diferentes partes: “mi pie está apoyado en el suelo, aguantando bien repartido en toda la planta; estoy tensando los dedos de los pies, voy a relajarlos; mi tobillo está bien alineado con mi rodilla; noto cómo el gemelo está tenso…”

Muchas acciones las hacemos de manera automática, sin prestar atención a ello. No nos damos cuenta, que cada movimiento y cada día es diferente.

Si intentas aplicar esta observación, verás cómo cambian muchas cosas. A parte de tu práctica, cambiará en la manera en que te mueves y te observas en tu día a día. Tomar consciencia, aunque al principio cuesta, te va ayudar a disfrutar más del ásana, pero también de la vida y de todos los momentos. Por otra parte, te ayudará a mirar y afrontar los problemas desde otro prisma. Quizás, no tanto como “un castigo”, si no como un aprendizaje en tu camino.

De hecho, una de las cosas que busca la práctica de Yoga es convertirse en ese “Observador Consciente“, aceptando lo que viene. Intentando, no tomarse todo de forma personal y ayudándote a relativizar y a ver realmente lo que es prioritario y lo que no.

Presta más atención: a tu cuerpo, a tus sensaciones, a tus sentimientos, a los demás, etc. Sin juzgar. Ello, te ayudará a que seas un poquito más feliz, si es que no lo eres ya!

Deja un comentario