Astrologia y Yoga

¡La culpa, querido Brutus, no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos que consentimos en ser inferiores!

¡La culpa, querido Brutus, no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos que consentimos en ser inferiores!

La Astrología estudia el universo y nuestra vinculación con este. Hay tradición de ésta en diferentes culturas. A partir de datos como la fecha, hora y en el lugar qué naciste se puede realizar la carta astral de cada cual.

La carta astral no es nada que nos “adivine” o nos diga exactamente cómo va a ser nuestra vida. En la carta astral, vemos cómo era la configuración planetaria en el momento y lugar en qué nacimos. Ella muestra nuestras potencialidades y las cualidades innatas.

En ella podemos ver nuestras tendencias, sin embargo, sólo nuestras acciones y decisiones en la vida van a ser las que nos hagan llegar a un sitio o conseguir unas cosas u otros. El individuo es el que realmente, tiene la capacidad de transformar o materializar lo que se proponga o no en vida. En realidad, lo importante no es la carta astral que tengamos, si no como jugamos con ésta en la vida.

En una carta astral, hay varios aspectos a tener en cuenta: los signos, los planetas, las casas y los aspectos.

  • Los signos: Los 12 signos zodiacales que todos conocemos. Se clasifican según su elemento (fuego, tierra, aire y agua), polaridad (negativa y positiva) y modalidad (cardinales, fijos y mutables). En el signo encontramos nuestra personalidad base y el ascendente nos indica la manera de ver el mundo o que tenemos de exteriorizarnos a éste.
  • Los planetas: Se refieren a 10 arquetipos psicológicos. Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano Neptuno y Plutón.
  • Las casas: 12 áreas que representan ámbitos concretos de la vida.
  • Los aspectos: Las relaciones entre los arquetipos planetarios.

¿Por qué es interesante conocer algo de Astrología para profundizar en la práctica del Yoga?

Muchas fechas y decisiones importantes se llevaron a cabo tras haber hecho un estudio astrológico previo, para que fueran mucho más propicios. De hecho, en otras culturas es un tema más generalizado que en nuestro país, pues durante mucho tiempo estuvo prohibida.

El conocer la carta astral de uno mismo puede ayudar a entender y a interpretar cosas internas y reacciones o actitudes que tenemos en nosotros. Sería una ayuda para poder profundizar más en la manera en que realizamos nuestra práctica de Yoga, para sacar mayor rendimiento o beneficio de ella.

Ahora bien, hay que realizarla con una persona seria y no obsesionarse o sujestionarse con la información que se nos de. Él único que puede decidir e influir en tu vida, eres tú haciendo un trabajo personal y tomando las decisiones que vayan más en consonancia con tu verdadero “yo”.

Deja un comentario