ACT DON´T REACT “Actúa no Reacciones”

act

En la vida puedes encontrar lecciones hasta en el más insignificante de los detalles. Eso es muy bueno. Sobre todo, si eres practicante de Yoga. Pues lo que buscas, es poder ser esa Conciencia Testigo, la cual no sufre (porque sólo eres el que observa). Sólo el que observa permanece, trasciende al cuerpo y a la mente (alcanzando la verdadera dicha).

Pues bien, el otro día, entre clase y clase me fui a hacer una infusión y me salió esta etiqueta en inglés: “Act, don´t react”; lo que se traduce como “Actúa, no reacciones“. La frase quedó en mi mente, y pensé un poco en ello. Que verdad más verdadera; pues tú eres el que eliges, ante una situación, si reaccionar o actuar.

Más, tarde, fui a tomar una clase como alumna a un centro de Yoga. Entré en la sala, coloqué mi esterilla, mi bloque y mi manta. Pero, me surgió una duda y fui rápidamente a preguntar una cosa, antes de que empezara la clase.

La sorpresa me la encontré al volver. Mi esterilla no estaba, y en su lugar había un chico. Otra chica, muy amablemente me indicó, que aquel sujeto me había cambiado la esterilla (qué mal rollito, para empezar una práctica). Pero, respiré profundamente y pensé en esa etiqueta “No reacciones“. Y, así lo hice. Me fui a mi nuevo sitio, como si nada y me preparé para tomar mi práctica. Al explicar la situación a una chica me preguntó porqué no le dije nada a ese chico. Yo le respondí las siguientes razones:

  • ¿Qué hubiera ganado yo?
  • Si me hubiera enfadado, hubiera alterado mi estado de paz y el del resto de la clase que no tenían culpa ninguna.
  • ¿Qué más da estar en la primera fila o en la segunda?
  • ¿Valía la pena gastar mi energía en llamar la atención a este individuo; habiendo cosas más importantes en la vida?
  • Si ese chico era más feliz estando en ese sitio… Lo podía haber pedido, como hace la gente civilizada, sí, pero quizás era “su sitio” y quiere seguir estancado en él.
  • La vida es cambio y el saber adaptarse a las situaciones. Si no te dejas llevar un poco por ésta, nunca avanzaras en tu desarrollo personal.

En realidad, hay que saber cómo actuar en diferentes pruebas que la vida te pone por delante. En situaciones en las que puedas evitar conflictos y malestares innecesarios, te aconsejo que lo hagas. A veces, cuesta. No es fácil, pero si ahorras tu energía en cosas como estas, podrás tener mucha más energía el resto del día para las cosas positivas o las que realmente necesiten una dosis extra.

Por ello, intenta, ante cada situación contar hasta diez y evaluar la situación. No dejes de actuar. Pues la acción es movimiento, el movimiento es vida. Pero, no reacciones ante cosas que sabes que van a alterar tu equilibrio y tu paz interior. Aprende a decir ahora sí, ahora no. Pues, seguramente, después de “no haber saltado a la yugular” estarás mucho mejor que si lo hubieras hecho.

Deja un comentario