A torsionarse!

columna tumbadaEn la práctica de Hatha Yoga (práctica física), encontramos varios tipos de posturas. Éstas se pueden clasificar de diferentes maneras.

Sin embargo, una buena clasificación sería la que toma como referencia la columna vertebral; pues una de las máximas de las asanas es mantener una columna fuerte y flexible, es decir: sana.

Además, la energía de la Kundalini reside en la base la columna, ésta cuando vaya despertando y profundizando se elevará por el canal central o Sushumma Nadi, el cual corresponde al trayecto de la médula espinal.

da-ingala-ushumna-undalini-en

Según el movimiento de columna, podemos encontrar: flexiones hacia delante, extensiones hacia atrás, flexiones laterales y rotaciones.

columna

Hoy hablaremos sobre las Torsiones y sus beneficios.

Puedes hacer una torsión de pie, sentado, tumbado e, incluso, sobre cuatro apoyos.

Las torsiones:

  • Oxigenan y proporcionan más irrigación sanguínea a las vértebras.
  • Flexibilizan la columna.
  • Masajean los órganos abdominales y los intestinos. Por ello, ayudan a aliviar el estreñimiento.
  • Mejora la digestión.
  • Ayuda a desintoxicar el cuerpo.
  • Reduce las molestias de espalda.
  • Ayudan a desestresarnos.

Después de una torsión (bien hecha y si no hay ninguna patología que impida realizarla), el cuerpo se siente “liberado“. El efecto que causa en la columna es como cuando estrujas una esponja. La liberas del “agua sucia” y la dejas limpia, más oxigenada y ligera; además, activas la circulación sanguínea de la zona.

¿Estás preparado para disfrutar de las torsiones durante tu práctica de Yoga?

Deja un comentario