Felices Vacaciones

verano

Los mejores deseos para un buen verano. Si puedes y el trabajo te lo permite: Descansa! Disfruta del tiempo libre para hacer cosas que, quizás durante el año no tengas tiempo de hacer.

Si trabajas: ánimo! Te acompañamos y siéntete feliz y agradecido por tener lo que tienes.

Aprovecha cualquier momento y excusa para ser feliz!! Saca lo mejor de los pequeños detalles de la vida y rodéate de gente que te haga ser mejor persona.

Dicen que:

El alma no sabe de vacaciones… Sigue alimentándola diariamente!

No es la cantidad de tiempo que pasas en un lugar el que lo hace memorable; es la forma en la que pasas el tiempo.

La clave para tener éxito, es hacer de tu vocación, tus vacaciones.

La felicidad reside en el ocio del espíritu!

… Nos leerás en breve…

 

Cerrar ciclos… Recoger cosecha!

Para poder seguir, a veces hay que empezar de nuevo

Para poder seguir, a veces hay que empezar de nuevo

El trabajo en el camino del desarrollo personal no es nada fácil. Hay que poner mucho empeño por parte de uno: esfuerzo, ganas, ilusión, energía, amor, entrega… Para más INRI, es un trabajo que al principio es poco agradecido. Cuando empiezas notas pequeños cambios en ti, pero prácticamente nada en todo lo demás. Sin embargo, las pequeñas tuercas de la gran máquina del cambio en el Universo se han empezado a engrasar y a mover lentamente. Has plantado la semilla para poder recoger un sabroso fruto que no tienes ni idea a qué sabrá; lo único que sabes es que será delicioso y auténtico 100%, sin azúcares ni aditivos añadidos!

sigue leyendo

Duda de mi, pero no de ti…

Un verdadero maestro es áquel que te muestra como ver desde tu interior.

Un verdadero maestro es aquel que te muestra como ver desde tu interior.

La gente que empieza a practicar Yoga o empieza cualquier tipo de técnica de desarrollo personal, suele ser, en muchas ocasiones, porque le ha pasado algo en su vida y se ve “desbordado” o perdido y busca ayuda o respuestas.

Por ello, el ser Profesor de Yoga no es tan fácil como muchos se creen. No consiste en ser flexible ni en confeccionar secuencias de posturas. Es mucho más que eso. Tienes que dar mucho de ti. Hay una frase que dice: “Un maestro es como una vela, se consume a sí mismo para dar luz a otros.”

sigue leyendo